17 de julio de 2008

Normas básicas para circular en bici por ciudad

Hoy toca manual de seguridad para ciclistas. Quiero ampliarlo con el tiempo según mi experiencia y lo que otros puedan enseñarme. Así que empecemos.

- Usa el casco. En carretera es obligatorio, pero en ciudad también hay vehículos. Incluso si vas a ir por un camino tú solo, úsalo. A un amigo mío, un día se le aflojó la tuerca del manillar sin motivo aparente y perdió el control cayendo al suelo. El casco evitó un fuerte impacto en su frente.

- No te fíes de los semáforos y señales. Son tus enemigos. Están ahí para matarte. Aunque tengas preferencia de paso, comprueba que no haya algún conductor despistado que no respete tu preferencia de paso.

- Los conductores quieren empujarte. Si la vía es estrecha, no confíes en que pasarán a un metro de tí. Pasarán tocándote. Si la vía es estrecha, es mejor que ocupes todo el carril a que te echas a un lado. Así evitarás que pasen muy cerca de tu cuerpo.

- Los intermitentes no existen. Los conductores cambian de carril sin avisar, sacan bruscamente sus coches aparcados. Mantén la distancia con cualquier vehículo. Especial cuidado en ciudad al hecho de zigzaguear entre ellos. Eso sí, tú siempre has de señalizar con el brazo tus giros.
Añadido: Pero no te confíes y mira un poco hacia atrás al girar, no te pase como a mí, que planté mi mano sobre la cara de un motorista despistado

- Los conductores son muuuy impacientes. Si hay un obstáculo en la vía y no pasais los dos, déjale a él la preferencia. Estarás seguro de que no corres peligro, y él pensará que los ciclistas somos muy educados. Si intentas entrar tú primero, el también lo hará: te golpeará, y encima dirá que los ciclistas somos unos temerarios.
¡Ah! ¡Sí! Normalmente, ese obstáculo en la vía es un coche estacionado en doble fila. ¡Coche! No podía ser de otra manera...

- No repares tu bici. Recuérdalo, eres un inútil. Cualquier cosa que repares lo harás mal. Y tendrás problemas después. Lleva tu bici a un taller especializado y te soluconarán el problema por muy poco dinero. Si algo tienen las bicicletas, es que son baratas. No te la juegues por ahorrarte 10€.

- Todo el mundo quiere robarte la bici. Cuidado con cómo aparcas tu vehículo sin motor. Los cables de acero se rompen con unas simples pinzas, los de contraseña solo precisan unos minutos probando combinaciones. El mejor candado es no aparcarla en la calle, aunque a veces no hay más remedio.
Protégela de la luz solar y de la lluvia. El sol pudre los componentes de plástico, y la humedad oxida y corroe tu preciada bici con el paso del tiempo.

- Ir sin manos es cosa de payasos de circo. Es muy cómodo, pero retardas tu tiempo de respuesta ante cualquier incidente. Este detalle puede marcar la diferencia entre incidente y accidente.

Más cosas que se me vayan ocurriendo, aquí serán puestas.
Conducid con cuidado.

1 comentario:

Evoluciones dijo...

Que un ingeniero mecánico recomiende ir al taller a reparar la bici, sin duda es un hecho significativo...xD

Yo sólo he ido al taller una vez, a cambiarle la piña de piñones a una bici vieja que quería reutilizar y que debía tener algun rodamiento oxidado y se agarrotaba...y porque la llave necesaria para aflojarla no la tenía en casa que si no...:P Me va el bricomanía.