25 de febrero de 2006

Un viaje accidentado

Creo que este ha sido el viaje más movido que he hecho nunca. Jamás había tenido tantos problemas. Para mía ha sido toda una aventura.

Tenía planeado irme con mi hermana pequeña (12 años) y dos amigos a pasar un Miércoles y un Jueves en Sierra Nevada. Esquiar, dormir en albergue, esquiar otra vez y volver a Murcia. Pero antes de partir ya ocurrieron muchas cosas:

Mal augurio nº1: Mi hermana, el Sábado anterior, se fastidia un dedo. Por suerte no se lo ha roto, pero debe llevar una venda durante 10 días. Sólo la va a llevar 4-5 días.

Mal augurio nº2: En el albergue juvenil no hay habitación para la noche del miércoles. Posponemos el viaje un día. Iremos Jueves y Viernes. Hago la reserva por internet y me cargan 15 € en la tarjeta como fianza.

Mal augurio nº3: La previsión meteorológica no es buena. Se espera una ola de frío. Habrá que abrigarse.

Mal augurio nº4: Me acerco a un centro comercial de Murcia. Hay cadenas por 15€ pero no son válidas para el tamaño del neumático de mi coche. Iré sin cadenas

Mal augurio nº5: Mi hermana me dice que últimamente lleva puestos sus calcetines rosas. Según ella, los que le traen mala suerte. Si te traen mala suerte, ¿por qué los llevas?


Comenzamos el viaje. Día 1:

Incidencia nº1: Salimos a las 6:30 de la mañana. Nos pasamos casi una hora conduciendo bajo una intensa lluvia, y de noche. Curiosamente, al pasar por debajo de un puente en la autovía deja de llover repentinamente. Es como si lloviera a un lado del puente, pero no al otro.

Incidencia nº2: Amanece. Tras hora y media de viaje (8:00) mi madre me llama. Me he dejado una mochila en casa con los guantes, gafas de esquiar, gorro, cámara de fotos y bocadillos. No pienso perder 3 horas en volver a Murcia y llegar nuevamente a donde estábamos. Ya me compraré algo allí. Sé que en Sierra Nevada las tiendas son caras. Pero a veces hay unos moros que se dedican a la venta ambulante ilegal y pueden darme cosas baratas. No sé si estarán. Prefiero comprar todo en Granada.

Incidencia nº3: Hay nieve en los laterales de la carretera. El quitanieves ha pasado y está todo limpio. Pero eso no implica que no haya alguna placa de nieve. Con una de ellas el coche me pega un pequeño bandazo. Por suerte, era pequeña y no pasa nada.

Incidencia nº4: 10 km antes de llegar a Granada veo en un lado de la carretera una gran zona comercial. Un gran parking al aire libre rodeado por un Carrefour, un Media-Markt y un Sprinter, entre otros. Salimos de la autovía. Vamos a comprar guantes y demás. Son las 9:50. Un cartel dice que abren a las 10:00. Aparcamos. Nos acercamos a la puerta del Carrefour. Leemos el siguiente cartel: "El próximo día 23 de Febrero (hoy), este centro permanecerá cerrado por festividad local". ¡Me cago en la leche!. Espero que sea fiesta sólo en esa localidad, y no en toda la provincia. Aprovecho para estirar las piernas y orinar en un descampado cercano.

Incidencia nº5: Cogemos la autovía. Veo un cartel luminos en autovía que dice: "Obligatorio uso cadenas a S. Nevada". Joer, ahora me va a tocar comprarlas. Pasamos Granada y nos desviamos al ver otro Carrefour. Nos lo pateamos entero. No hay prendas de abrigo. Hay cadenas, pero no sirven para mis neumáticos. Andamos un poco hasta un taller cercano y venden cadenas. 35 €. Me acuerdo de las de Murcia por 15 €. Las pago porque no hay otra opción.

Incidencia nº6: Cogemos coche (otra vez) y llegamos a otro Sprinter. Hay guantes (40 €), gorros (20 €) y gafas (muy caras). Creo que comprar guantes, gorro y gafas para mi y para mi hermana puede ser una ruina. A ese precio, prefiero comprarlas arriba, en S. Nevada.

Incidencia nº7: Mi copiloto, que hasta ahora me había guiado muy bien, me indica el camino otra vez. Cogemos la autovía. Tras 30 km, algunos por carretera de montaña, paramos a preguntar. Un hombre nos dice: "¿Sierra Nevada? Si, teneis que bajar a Granada y coger la autovía que sube a S. Nevada". ¡AGGGG! ¡ Hemos hecho 30 km en una dirección errónea!. Volvemos a Granada (otros 30 km). Cogemos la autovía correcta.

Incidencia nº8: Al final de la autovía comienza la carretera de montaña. Veo carteles luminosos. "Cadenas a partir del km 32". El cartel lo veo varias veces. Vamos a Pradollano, que es donde están las pistas de esquí. ¿Y sabéis que? Pues que Pradollano está en el km 32. ¡No me han servido de nada las cadenas!. ¡35 € a la basura!

Incidencia nº9: A todo esto ya son las 13:00 (Salimos a las 6:30 de Murcia). Llevamos casi 6 horas en un viaje que se hace en poco más de 3). Como las pistas cierran a las 17 h, nos vamos a esquiar sin comer. Yo me voy con mi hermana pequeña, pues ella nunca ha esquiado. Como no hemos comido y está cansada, ella se encuentra desganada. No tiene fuerzas para esquiar, y yo no puedo dejarla sola. Al final la dejo un rato con un amigo, y me lanzo un par de veces por las pistas.

Incidencia nº10: Son las 18:30. Está nevando. Subimos al albergue que está en la parte alta del pueblo. Yo creía que era en las casas de arriba. Pero no, hay que coger una carretera 2 km hacia arriba. Llego al aparcamiento. Todos los coches cubiertos con 5 cm de nieve. Entre dos coches veo una plaza de aparcamiento. Corrijo, un montículo de nieve con dos marcas dejadas por los neumáticos del anterior vehículo. Mi amigo me guía, coloco mis neumáticos sobre esas marcas, y aparco.

Incidencia nº11: Entro al albergue. Me dicen que está lleno. ¿Cómo?. Pues sí, resulta que este albergue no hace reservas por internet. Al parecer he hecho la reserva en Granada (ciudad). Está todo lleno. No se puede dormir ahí. Y no soy el único que está allí con el mismo problema. La página web no está nada clara.

Incidencia nº12: -7ºC. Nevando. Las líneas blancas de la carretera no se ven. Anocheciendo. Doy gracias de que compré las cadenas. Las coloco. ¡Joder!. Lo que cuesta poner las putas cadenas. Entre que no sé, y el frío que hace... Bajamos por la carretera, paramos a hacernos alguna foto (con esa neveda y esos paisajes, hay que aprovechar). Bajo varios km con nieve y hielo, a -7ºC, nevando, con las cadenas, y a 40 km/h.

Incidencia nº13: Llegamos a Granada, cenamos en un bar cercano al albergue (no habíamos reservado cena) y nos vamos a la cama. Yo estoy reventado. Me doy cuenta de que no hay toallas. Pensé que habían. Me ducho, y me seco con una camiseta limpia.


Continuan los problemas. Día 2:

Incidencia nº13: Como íbamos a salir temprano, antes de que se sirviera el desayuno, pedimos un picnic. Vamos al coche. Son las 8 de la mañana y está cubierto con una capa de hielo. Mis portaesquíes son magnéticos, y para pegarlos al techo hay que limpiarlo bien. Perdemos 15 minutos arrancando la capa de hielo y secándolo con una camiseta sucia.

Incidencia nº14 (muy gorda): El coche no arranca. Intentamos empujarlo. No arranca. Llamo al novio de mi hermana, pues tiene el mismo coche que yo y por motivos de trabajo suele ir al norte de España. A lo mejor es que con el frío al motor le cuesta arrancar. Me dice que a veces el Mégane falla en el arranque, pero que no suele dar problemas. Pregunto en el albergue y me dicen que hay un taller cercano. Voy andando y me dicen que puede ser la batería ó un fallo eléctrico del sistema.

Incidencia nº15: Es la batería. Fue cambiarla y funcionar. Todo genial. El coche tiene dos años y ya le tocaba cambiar la batería. Pues nada, 80 € la gracia y ya he perdido media mañana. Y además, voy a desayunar un picnic pudiendo haber tomado algo caliente en el albergue.

Incidencia nº16: Los putos carteles luminosos vuelven a poner que hace falta cadenas. A 5 km de las pistas mucha gente se para a ponerlas. Yo paro, y las pongo. Acabo con dolor en las manos y la sudadera negra de la mierda del neumático mojado. Arranco, con las manos destrozadas del frío, y una cadena se me suelta. Me bajo, corro 50 metros hacia abajo pisando la nieve del arcén con las deportivas. La recojo y la vuelvo a poner. Hago los últimos 5 km, en los cuales solo hay una placa de nieve. ¿Para eso he puesto las cadenas?. joder. Bueno, al menos las tengo ya puestas para cuando bajemos.

Incidencia nº17: El día se desarrolla casi con normalidad (uf, que bien). Bueno, cuando mi hermana se queda con mis amigos y yo me puedo ir a esquiar libremente, unas nubes cubren toda la sierra. No se ve mucho. Tengo que "intuir" dónde hay baches en la nieve. No es tan agradable la bajada. Pero bueno, al menos esquío.

Incidencia nº18: Al acabar, con las cadenas puestas, empiezo a bajar. Está nevando, pero la carretera está bien. Pienso, "OK. En la primera gasolinera, hotel ó arcén ancho que encuentre, paro y quito las cadenas". Pues no, antes de llegar la cadena de la rueda derecha se suelta. ¡Y se rompe!. Joder. Por suerte, la podré arreglar fácilmente cuando llegue a Murcia.

Incidencia nº19: Paso el puerto de la Mora. La carretera genial, pero está cayendo una nevada que agüita. El asfalto es antihielo y no hay problema. Parece que estamos en una película de Star Wars viajando a velocidad luz. Los copos de nieve, iluminados por los faros, impactando-rebotando en el cristal dan esa sensación.

Incidencia nº20: Vamos en el coche hablando. ¿Qué mas puede pasar? ¿Un accidente, pinchar una rueda? Aún quedan 300 km y puede pasar cualquier cosa. Efectivamente, pasa. La autovía está en obras. 3 carriles se unen en uno. Y como es Viernes por la tarde la gente sale de viaje. Atasco monumental. 2 horas. Suerte que acababa de echar gasolina 5 km antes, porque si no me veo apurando la reserva.

Incidencia nº21: Me acojoné un huevo. Por suerte, no pasó nada. Vamos muy despacio. A 20 km/h, y eso cuando nos movemos. A mí me duelen los tobillos. Más bien el tobillo derecho. Acelero el coche hasta 10 km/h, pongo punto muerto, y freno suavemente. Me duele el pie derecho. Como vamos muy despacio, repito la operación pero frenando con el pie izquierdo. Sí, lo sé, eso nunca se debe hacer, pero es que yo iba muy cansado y nos movíamos muy despacio. Como no tengo tacto con el izquierdo, pego un frenazo en seco. El coche de detrás me golpea. ¡UN ACCIDENTE POR ALCANCE EN MEDIO DE UN ATASCO! Lo que me faltaba... Me bajo acojonado. Reviso la parte de atrás (parachoques, apertura y cierre del maletero, etc). Todo en orden. La matrícula un poco doblada hacia dentro. Pero nada grave. Un golpe como los que se dan a veces cuando aparcas. El conductor del otro vehículo diciéndome: "Lo siento mucho, es que me ha patinado el coche. Lo siento". Claro, en un accidente por alcance la culpa siempre es del que está detrás.
Yo sabía que él mentía. A 10 km/h un coche no puede patinar. Lo que pasa es que iba empanado al volante (como íbamos todos). Legalmente la culpa era suya, pero realmente yo también cometí un error por frenar. En fin, no pasó nada.

Por fin llegamos sanos y salvos a Murcia. Eran las 23:30. Dejé a mis amigos, me fui a casa, descargué las maletas, y a dormir infinitas horas.

Una auténtica aventura. Menos esquiar, hicimos de todo. Por lo menos a mi hermana no le dolió la mano en todo el viaje.

4 comentarios:

borre dijo...

Tio... no se que decir, la verdad es que me he divertido algo leyendo, pero, vaya putada todo lo que te ha pasado
En fin, al menos solo han sido cosas materiales, ya sabes, siempre pueden ir a peor las cosas ;(
xD Si eso pon fotos de la nieve, que en Murcia apenas nieva (y en la capi menos todavía) y asi vemos la cara que tenías con tanta "incidencia".

Monosis dijo...

Joder macho, menos mal que estais tos bien....recuerdame que no vaya contigo a ningun lao....bueno, si, que me gustan los deportes de riesgo. :D

Bicholoco dijo...

Nada. No os preocupeos. Estamos todos bien.

Las fotoas va a ser un problema. La mochila que me dejé en Murcia llevaba la cámara de fotos digital. Allí nos compramos una desechable, pero aún no la hemos gastado. Tal vez dentro de unas semanas la acabemos.

PabloGG dijo...

¡¡¡Anda que vaya tela!!!sigo pensando que el gafe es Julián porque ya te contaré lo que pasó al día siguiente,pero bueno,así tenemos algo que contar y tu hermana algo que poner en su trabajo.

Tu copiloto.