22 de octubre de 2005

Historia de la incompetencia militar

Existen muchos libros que narran las grandes batallas a lo largo de la Historia, y cómo fueron ganadas.
Yo os quiero comentar un libro titulado Historia de la incompetencia militar de George Regan.

El autor, un historiador militar, analiza cuáles han sido los diversos tipos y causas de la incompetencia militar. Analiza diversos errores que afectan a todo el escalafón militar; incluidos ministros, reyes y políticos en general.

En la primera parte narra los errores que pueden llevar a una victoria, como subestimar al enemigo (o sobreestimarlo), la falta de suministros y equipamiento, la nula capacidad para adaptarse a las nuevas formas de guerra, las decisiones políticas, la locura, enfermedades, la edad del mando, errores en las comunicaciones.... Todos ellos acompañados de ejemplo muy concretos a lo largo de toda la Historia.



Como británico que es, el autor se centra sobre todo en los errores de este ejército. Pero también procura enunciar a otros ejércitos, como el francés, el japonés, el estadounidense, el egipcio ó el marroquí, entre otros.

En la última parte analiza varias batallas de un modo más exhaustivo. Especial interés para nosotros son: el desorganizado y mal preparado ataque británico a Cádiz (1625), la batalla de Las Lomas de San Juan en Cuba (1898) y el desastre de Annual (1921).

Un libro para ver con otros ojos los errores del ejército, que pocas veces son culpa suya (más bien de los políticos y altos mandos).

3 comentarios:

federico dijo...

me interesa ese libro ¿dpnde se puede descargar?

Gracias

Bicholoco dijo...

¿Descargar? No lo sé, la verdad. Yo lo conseguí en la biblioteca regional de Murcia.

Prueba a meterte en la página web de tu biblioteca más cercana y mira a ver si lo tienen. Si no... pues no sé.
Tendrías que comprarlo.

Anónimo dijo...

Excelente libro y muy barato. Para lo que vale pídelo y no te lo descargues (algo que no puedo decir de todos esos bestsellers de precios entre 20-30 o esos libros usados !de hasta 50!). Si no usa la biblioteca pública, que para eso está (miles de euros me he ahorrado con ese invento milenario , para que luego hablen de la mula).