11 de noviembre de 2005

Lieser, el misterio de Einstein

Hubo una época que Einstein vivía en Berna (Suiza) y su mujer en Zagreb(Croacia). La relación entre ambos era complicada. Albert había tenido que viajar a Berna en busca de un futuro profesional digno. Y su mujer, Mileva, estaba embarazada. Pauline, la madre de Einstein, nunca vió con buenos ojos la relación de la pareja. Y hacer público el embarazo supondría más problemas.
En 1901 Albert escribe a su mujer y le comenta que no dirán nada de la futura pequeña al resto de la familia.
El 4 de Febero de 1902 recibe una carta con la noticia de que ya es padre. Inmediatamente responde preguntando por ella. Cómo está, si se parece a su madre o a su padre, y demás.
El 19 de Septiembre de 1903 vuelve a hablar de la pequeña Lieser en una de sus cartas. Pero esta vez de pasada. Preguntando, simplemente, que tal se encuentra la pequeña. Después de esta carta no se ha sabido nada más de ella.
Ni siquiera en las diversas biografías de Albert Einstein. Nada. Esta niña es como si no hubiera existido nunca; un secreto. Un misterio en su historia. No se supo de la existencia de la pequeña hasta 1987, año en que la universidad de Princeton publicó los papeles de Albert Einstein.
Diversas investigaciones posteriores no han llegado a ningún sitio. Piensan que, los más probable, es que hubiera muerto muy pequeña ó que hubiera sido entregada a otra familia. Tengamos en cuenta que en esa época Einstein no era una persona conocida. Más bien todo lo contrario: sin dinero y sin ningún tipo de reconocimiento profesional. Aúno no había desarrollado al completo sus teorías.

2 comentarios:

Cean dijo...

Buena anécdota, ¿de dónde la obtuviste?

Bicholoco dijo...

Es de una biografía sobre Einstein: No digas a Dios lo que tiene que hacer.

Es un libro que saqué de la biblioteca. Pero esas semanas estuve muy liado y no me lo pude acabar. Aj! apenas me faltaron 50 páginas. Voy a ver si esta semana me acerco a la biblioteca y me lo termino.

La verdad, era bastante curioso.